Agència Port de la Selva *Centre de Serveis

9 puntos a tener en cuenta antes de comprar una segunda residencia o casa en Port de la Selva

Entramos en los meses del año del buen tiempo y es normal plantearse si vale la pena comprar una segunda residencia, o si ahora es un buen momento para realizar esta inversión. A continuación mencionaremos algunas pautas para dar garantías y ayudar a la hora de adoptar una decisión tan importante. O también puedes rellenar el siguiente formulario para empezar a conocer la rentabilidad de tu segunda residencia, sin ningún compromiso.

¿Qué se considera segunda residencia?

En primer lugar hay que tener muy claro que una segunda residencia es un producto de lujo. Es decir, es obvio que todos necesitamos un techo para vivir y cubrir nuestras primeras necesidades pero hay que distinguir la residencia habitual y principal, de las otras viviendas que se pueda disponer en propiedad. Habitualmente, definimos la segunda residencia como aquellas viviendas situadas en lugares de vacaciones (playa o montaña) que se utilizan durante las temporadas de ocio o de vacaciones (fines de semana, verano, semana santa, …).

¿Uso propio o inversión?

La motivación de la adquisición de una vivienda de segunda residencia puede ser para un uso y goce propio personal o familiar, o bien como inversión para obtener un rendimiento con su alquiler turístico o de larga estancia. El planteamiento es muy diferente:

si es para uso propio, la prioridad será satisfacer nuestros intereses derivados del disfrute de la zona y deberá valorarse la confortabilidad y las buenas comunicaciones,
si lo que buscamos es un rendimiento económico, hay que buscar un emplazamiento, tipo de vivienda y un precio que mediante el alquiler nos ofrezca una buena rentabilidad en relación al precio de compra.
si se desea destinar a alquiler turístico, hay que informarse previamente si se puede obtener la licencia municipal y los precios del alquiler de la zona.
algunos propietarios optan por un uso mixto. Durante una temporada del año es para uso propio, y durante el resto del año lo destinan a alquiler turístico, con el fin de cubrir los gastos de mantenimiento de la vivienda.
Capacidad económica y presupuesto.

Al ser un producto que no es de primera necesidad, no es aconsejable la adquisición de una segunda residencia si no se dispone de unos ahorros o de medios económicos que cubran una buena parte de la inversión. Por lo tanto, hay que definir previamente un presupuesto máximo que sea asumible y que en ningún caso pueda afectar o perjudicar a nuestras primeras necesidades básicas.

Conocimiento de la zona.

Si ya hace tiempo que se frecuenta la zona, este aspecto ya estará claro. Pero si no es así, hay que valorar las comunicaciones y distancia desde nuestra residencia principal, si la zona dispone de los servicios necesarios, si nos gusta el entorno… En definitiva hay que encontrarle los estímulos necesarios porque nos compense pasar gran parte de nuestro tiempo libre en aquella zona.

Situación familiar.

El número de personas que integran el núcleo familiar no sólo condiciona el tipo y superficie de la vivienda, sino que también es importante que toda la familia comparta la misma decisión y considerar por ejemplo, que si tenemos hijos pequeños, cuando sean adolescentes encuentren en la zona alicientes suficientes para continuar pasando las estancias de vacaciones en el destino de segunda residencia.

Informarse de los costes de mantenimiento.

Antes de adoptar la decisión de compra de un apartamento o casa, hay que conocer cuáles son los gastos anuales de mantenimiento. Especialmente en aquellos casos que están dentro de un complejo residencial con piscina, zonas ajardinadas o deportivas, conserjes, etc. También hay que informarse de coste del IBI, seguros…

Condiciones de la hipoteca.

Es necesario también considerar que las entidades financieras son mucho más exigentes cuando el destino de la hipoteca es para la adquisición de una vivienda de segunda residencia. En este caso, habitualmente el importe de préstamo no supera el 60% del valor de adquisición o tasación.

Precios interesantes, dentro de un mercado muy local.

En general, actualmente los precios todavía están por la banda baja. Esto quiere decir, que durante la crisis inmobiliaria de estos últimos años los precios bajaron una media del 40 – 50%, y en la gran mayoría de poblaciones turísticas, especialmente de la costa, actualmente los precios de venta no han recuperado los niveles anteriores a la crisis. Pero esto no es extrapolable en todas partes ni se puede generalizar unos precios medios de venta, dado que el mercado de la oferta inmobiliaria es muy local. Por ejemplo, los precios de Roses o L’Escala, no tienen nada que ver con los de Cadaqués, Port de la Selva o Pals. Y los de Tossa son muy diferentes de Blanes o Lloret.

Ponerse en las manos de un profesional.

El mejor consejo es ponerse en manso de profesionales, de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria que le informarán sobre todos estos aspectos y muchos otros (información registral, urbanística, fiscal, impuestos, etc.),

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: